FIL, el ebook crece pero el papel sigue vivo

Con una asistencia de casi 751.000 personas (50.000 más que el año pasado), 1932 editoriales participantes, 20.300 profesionales del medio y la presencia de 656 escritores, la edición 2013 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), que concluyó la noche del domingo, demostró una vez más que la cita anual en esta ciudad mexicana constituye la más relevante para la industria del libro en lengua española.

La convocatoria de este año reunió tres premios Nobel (Shimon Peres, Ada Yonath y Mario Vargas Llosa), y la organización incluyó un vasto operativo de seguridad, imprescindible en un evento con Israel como país invitado. En sus nueve días de actividades, hubo de todo: niños que le cerraron el paso a la octogenaria Elena Poniatowska con tal de recibir su autógrafo, jóvenes tirados en el piso durante horas para no dejar de leer la novela que acababan de comprar, un cronista mexicano que se declaró “argentinófilo” (el mexicano Carlos Velázquez, ganador del premio Bellas Artes de Testimonio Carlos Montemayor 2012 con El karma de vivir al N orte, título que evoca el de una canción de Charly García) y un lustrabotas orgulloso de haberle limpiado los zapatos a Vargas Llosa, entre otras curiosidades. La delegación israelí sorprendió por la renovación de sus planteos literarios y políticos (ver aparte), pero el verdadero protagonismo se lo llevó la palabra “bibliodiversidad”, el término más solicitado para explicar la relación entre los soportes analógico y digital del libro del siglo XXI. Por primera vez en su historia, la FIL albergó un Área del Libro Digital (con 20 expositores) y a una editorial mexicana de producción íntegramente digital (Editorial Ink), que presentó un centenar de títulos disponibles en Apple, Amazon, Google Play, Kobo y Barnes & Noble, la mayoría a un precio tres veces menor al de un libro en papel. La sensación de visitar un stand sin ningún libro físico a la vista podía resultar desoladora para el lector tradicional, pero en ese momento es cuando la dichosa “bibliodiversidad” acudía al rescate. La venta nocturna del último viernes, con descuentos en todos los últimos stands, convocó a más de 30.000 visitantes, una espeluznante demostración de que, cuando la oferta es buena y el precio resulta accesible, los lectores no dejan pasar la oportunidad de llevarse un libro, se encuentre en el soporte que se encuentre. El crecimiento del e-book no se alimenta de una decadencia del libro en papel. En una era en la que la lectura atraviesa todo tipo de formatos y soportes, el verdadero desafío editorial consiste en sumar lectores y encontrar el adecuado para cada tipo de libro. Por lo menos, eso es lo que sugirieron los editores comprometidos con el desarrollo del libro digital. “Nosotros creemos mucho en nuestro dispositivo, el Kindle, pero creemos aún más en fomentar el desarrollo de la lectura en Latinoamérica, independientemente del soporte”, señaló el peruano Pedro Huerta, director de contenidos de Amazon Latinoamérica. Tomás Granados Salinas, gerente editorial de Fondo de Cultura Económica (FCE), resaltó que la empresa ya cuenta con 700 títulos disponibles en formato digital y destacó que la política del FCE es que cada libro digital cueste un 30% menos que la edición en papel. Al mismo tiempo que diversifica los formatos de sus libros, FCE apunta al fomento a la lectura entre los más chicos, tal como queda claro con sus apps Animalario Universal y Es Así, destinadas al público infantil. En apenas dos años, la oferta del e-book en América latina pasó del 8,6% al 16,9% del comercio total de libros en el continente. Sin embargo, no parece que el verdadero enemigo del libro tradicional sea su par electrónico. El demonio al que realmente le temen los editores en español es el nivel educativo de la región, evaluado muy negativamente por el informe PISA 2012, según el cual ninguno de los ocho países latinoamericanos participantes supera el tercio más bajo de la lista de 65 países medidos. “La finalidad del desarrollo de las nuevas plataformas para los libros no es vender más, sino buscar que la lectura se convierta en una actividad compartible y hecha con gusto, como marcan los valores de nuestro tiempo”, señala Alejandro Navas, gerente de la fundación colombiana Libro Total, cuya biblioteca digital consta de más de 45.000 títulos; “el libro físico no va a morir nunca y el digital no necesariamente compite con él, ya que ambas experiencias de lectura son muy diferentes. En la época de la bibliodiversidad, el desafío es que haya tantos libros como lectores, en la plataforma que sea” Fuente: lanacion.com.ar

Leer más

Bajalibros.com y las ventas de ebooks

En Latinoamérica la vental del ebook no ha despuntado como en otras partes del mundo, sin embargo está tomando un camino alentador, en especial para aquellas empresas dedicadas a la comercialización de este tipo de material.

Este lunes 2 de diciembre, en punto de las 9:30 horas se llevó a cabo una presentación hecha por Eugenia Bascarán, de la empresa BajaLibros.com, dedicada a la comercialización de libros digitales. En ella, Bascarán detalló cómo está constituida la empresa y de qué manera comercializa con libros, bajo qué formatos los pone en venta y a qué países tienen alcance. Durante la breve presentación hecha en el Área del Libro Electrónico instalada en la FIL, Eugenia habló de algunos aspectos que giran en torno a la comercialización del libro electrónico, especialmente en Latinoamérica, dado que la empresa para la que labora tiene su base en Buenos Aires, Argentina. En ésta, se comentó acerca de los formatos en los que salen publicados los libros digitales y cuáles de éstos son más compatibles con los dispositivos, en especial en los móviles, aparatos en los cuales ha surgido mayor demanda de compra de ebooks. En una plática directa con Eugenia Bascarán ella señala que en América Latina “hay un potencial enorme (para la venta de ebooks), pues nosotros empezamos vendiendo 100 libros por mes y ahora vendemos 10 mil, hay un crecimiento importante, pero aún la venta es muy chica de acuerdo al potencial que se tiene el mercado editorial”. Sobre el potencial al que hace referencia, comenta que ahora es difícil dar un estimado de ventas que establezcan que esta actividad haya cobrado mayor relevancia, sin embargo, considera que el tiempo mínimo para lograrlo sería a dos años, en donde se logre una venta de 50 mil ejemplares digitales al mes. Actualmente, los países latinoamericanos en donde más han crecido las ventas de libros digitales son Argentina, Chile, Colombia y México. El material digital que se compra es diverso y Eugenia señala que esto depende del país de donde sea el comprador, pero “siempre están los best-sellers en papel pues las editoriales ya los sacan en simultáneo (libro digital), en los primeros puestos siempre están los best-seller. Después tenemos libros de autoayuda, de negocios y este último año ha crecido mucho el segmento de literatura juvenil, sobre todo a partir de las sagas de vampiros y estas sagas que se han puesto de moda”. Con el paso del tiempo, el consumidor del libro digital ha ido cambiando. Al surgir este tipo de comercialización, gente mayor a los 35 años, dedicadas a alguna profesión y gente acostumbrada a la tecnología fueron de los primeros consumidores; ahora adultos mayores y jóvenes que muestran gusto por las sagas son parte del público que ve el libro digital como una excelente opción de lectura. Algo que subraya Bascarán, es que los libros de las sagas salen primero en digital que en impreso, lo que ayuda a que el mercado juvenil se acerque de inmediato a ésta opción con el objetivo de cumplir esa necesidad que tiene por leer la historia que es de su agrado. Eugenia complementa diciendo que “otro sector que ha crecido de manera importante, es el del estudiante universitario, pues a través del ebook puede encontrar contenidos que quizá no puede encontrar en papel, es más económico y le da posibilidad de encontrar material de otras editoriales que quizá en su país son complicadas de conseguir”. Por último, Eugenia comentó sobre la instalación de un área específica para el libro digital en la edición 2013 de la FIL  “nos parece fantástico, nos encantaría que vaya creciendo todos los años, es la primera vez que vemos un espacio así. El hecho de que exista, por más chico que sea, le da todavía más protagonismo, nos parece importante y los alentamos a que esto siga todos los años y vaya creciendo”.

SABER MÁS

BajaLibros.com es una empresa Argentina que surgió en abril de 2011 durante la Feria del Libro de Buenos Aires. Actualmente realiza ventas aproximadas a los 10 mil libros digitales mensuales y tiene convenios de distribución con cerca de 400 editoriales. El portal pone a disposición del lector los libros en formatos EPUB y PDF, el primero de éstos compatible con la mayoría de dispositivos móviles. También, la empresa cuenta con aplicaciones para iOS y Android, las cuales funcionan como bibliotecas de todo el material que el cliente haya descargado.

Leer más

La biblioteca Pública de Huesca presta ebooks

La Biblioteca Pública de Huesca pone a disposición de los usuarios el préstamo de libros electrónicos. El objetivo de este programa es acercar y promover la lectura al ciudadano, además de ofrecer nuevos soportes que incentiven el hábito de la lectura. Así lo ha indicado el director general de Cultura del Gobierno de Aragón, Humberto Vadillo, quien ha añadido que los ejemplares cuentan con un fondo de 1.000 títulos o ebooks. Los 50 libros electrónicos que dispone el centro se pueden obtener en la sección audiovisual situada en la primera planta de la biblioteca. El dispositivo se entregará acompañado de cable USB, funda y manual. Para acceder a los libros electrónicos, el usuario deberá mostrar el carné de socio de la biblioteca, además de firmar un documento haciéndose responsable. Una vez realizado todos los trámites, los ciudadanos dispondrán de un plazo de 30 días, no renovables, antes de devolverlo. Los ejemplares cuentan con un fondo de 1.000 títulos o ebooks, muchos de ellos de autores clásicos como Sakespeare, Dickens, Kafka, Lovecraft, Tolstoi, Kavafis, Julio Verne, Víctor Hugo, Proust, Lorca, Chejov, Dostoevskiï, Balzac o Dumas, entre otros. Además, hay disponibles obras en español, francés e ingles. Para llevar a cabo este servio la biblioteca de Huesca ha creado un catálogo, que se puede consultar en cualquier ordenador, con los diferentes títulos que contiene cada e-reader. Este servicio se suma así al que ya ofrece la Biblioteca Pública de Zaragoza. Esta iniciativa se ha llevado a cabo por la Dirección General de Cultura del Gobierno de Aragón junto al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Fuente: 20minutos.es

Leer más

CloudBridgeCloudBridgeMaquetando el Futuro
    • CloudBridge HQ

      Calle Reina, 39
      28004, Madrid

      Síguenos

    • Contacta con CB

      1+1=?